Hablemos del Ego.

¿Qué tan especial te sientes?

De seguro que mucho, muy especial, por varias razones, para algunos, “Dios no hace disparates”, para otros, por la cantidad de combinaciones entre los genes de 7,550 millones de personas, todos somos diferentes y especiales, únicos e irrepetibles.

¿Y si la respuesta es que un poco de ambas cosas?

Escucho personas, a las que respeto y quiero, quejándose porque la gente los señala, porque sienten que un dedo acusador les apunta siempre, porque todo el tiempo tienen el nudo en la garganta, ese nudo que produce un examen sobre tu pupitre cuando no estudiaste nada. Quiero que sepan que esos sentimientos no son exclusivos de ustedes. Todos padecemos del mismo mal, a veces he pensado que toda la vida es un examen, he notado que la gente se vigila entre si, vigilamos a los que queremos, a los que nos interesan, a los que tememos y a los que odiamos, entonces si, la vida es un examen.

La sociedad ha establecido patrones en base a la experiencia, en base al método de ensayo y error, en base a religiones, en base a intereses y en base a supersticiones, muchos de estos esquemas son absurdos y disfuncionales, pero otros de ellos son muy útiles, son señales de alerta que aprendemos a percibir gracias a nuestro instinto de supervivencia y a nuestro instinto de la evitación del dolor, son métodos que pueden mantenernos a salvo de un sin número de situaciones traumáticas y lacerantes, de esas que dejan queloides por dentro. El camino de la rebeldía a veces nos lleva a los extremos y nos enceguece.

Hablemos de sentirse señalado, juzgado, por el aspecto físico o el estilo de vestir.

Por ejemplo:

Usted va conduciendo por una autopista “X” y en el “paseo” o carril para bicicletas, ve un joven vestido como pandillero, el más “gangsta’ de la bolita del mundo”.

¿Se dentendría a darle un aventón a ese personaje?Presos

No se si usted se dentendría a recojerlo, pero yo no. Lamentablemente ciertos estilos de ropa, cierta simbología impresa en ella, ciertos cortes de pelo, ciertos tatuajes, ciertos anillos y el dedo donde lo lleven, algunos collares o “pucas”, combinaciones de colores o un sólo color en determinados días, tennis, gorras y ciertos “piercings” en ciertos lugares han sido tomados por grupos de personas no sanas como forma de identificación.

Pandillas, “Naciones”, “Gangas”, sin mencionar grupos de individuos de turbias preferencias sexuales han convertido en emblemas algunos de los elementos que ya he nombrado.

Entonces, pana, si usted se viste y actua de esa manera, aunque sea de la boca hacia afuera como decimos los dominicanos, queriendo aludir a las personas que son sólo imagen y palabras, no puede sentirse mal porque quien no lo conoce lo juzgue por su portada, es un mecanismo de defensa que se activa dentro de cada cual basado en la información que lleva guardada en su cerebro y que se está parangonando con su estilo.

Menores rabiososPresuntos-pandilleros-dominicanos-acusados-en-NJ-640x250

Pasa lo mismo con las mujeres que quieren ser respetadas pero visten literalmente al estilo de las prostitutas, bien, perfecto, son libres de hacerlo pero también deben de comprender que hay códigos visuales, señales que envían, la forma de hablar que utilizan, los lugares donde se meten, los vicios que tienen y los hábitos poco serios que tal vez han desarrollado, que creen privados más no lo son y sobre todo recordar el país donde vivimos y tomar eso como un factor importante, no ganan nada con vestirse así, no es una protesta, nada mejora con eso, al contrario todo se degenera más. (Esto aplica para los hombres también).

El respeto de los demás se gana cuando te respetas a ti mismo, cuando logras cosas extraordinarias, cuando haces más de lo que dices que harás, cuando te reunes grano a grano y te levantas después de haber estado hecho polvo.

No sea entretenimiento de nadie, valórese, estabilicese, piense en su salud, no ande buscando lo que no se le ha perdido vestida como una guarra.

Las imágenes de abajo pertencen a reportajes de diarios españoles.

¿Notan o no un código en su vestimenta?

Todo se trata de ser no de aparentar ser, recordar que nuestras acciones de hoy serán los barrotes de nuestra celda de mañana y no me refiero a una celda física. Cuando perdemos la confianza de los demás nos encerramos en el círculo de los que también la han perdido ya y ahí nada bueno sucede, es un mundo bien oscuro y fangoso.

Actuar con inteligencia tarde o temprano reporta beneficios, pensar en las consecuencias de cada acción antes de cometerla es una virtud que se aprende con los años o ayudad@s por buenos maestros, maestros que a la vez son alumnos de otros que les anteceden en este planeta azul.

 

 

 

 

Anuncios

La granja de humanos.

El sábado 31 de marzo del 2018 fue un día pesado y doloroso desde su inicio hasta su final, aunque pudo haber sido peor, debo reconocerlo.
Ya saben como me atrapan las reflexiones y más en los malos momentos, en esos momentos se me agudiza ese afán de desentrañar las fórmulas productoras de los acontecimientos, esa sed de descubrir el origen de las situaciones desde sus bases, esa adicción por el conocimiento de las causas.
Así, entre sarcasmos, penas, dudas y noticias dolorosas me sorprendió la noche y me llegó el momento de poner mis ambos cuerpos en forma horizontal para buscar el supuesto sueño reparador; un amigo que nunca llegó.
Meditando y reflexionando vi venir la una, las dos y las tres y por intérvalos entre sueño y pensamientos me saludaron las cuatro y las cinco. Pero algo bueno salió de todo aquello.
Amarré cabos, encontré señales nuevas y nuevas pistas que quiero compartir con ustedes a continuación.
 
La sociedad desde sus inicios es una maquinaria productora de dolores y de enfermedades físicas y mentales.
¿Cómo así?
Sencillo.
Nacemos y nuestros padres, uno de ellos, algún pariente y en ciertos casos nadie, nos encamina (n) para que podamos aprender a caminar, a hablar, a comer sólos, a ir al baño sin ayuda y a realizar las demás funciones básicas requeridas por nuestros cuerpos materiales. Luego viene la escuela, un lugar en el cual nos muestran ciertas cosas, no clasificadas, de la vida, un lugar donde nos obligan a aprender la falsa moral de un sistema corrupto basado en religiones turbias diseñadas para controlarnos, pero no es culpa de los maestros, ellos son víctimas al igual que nosotros.
En las escuelas públicas hay que ser bravo (a) para que no te fastidien la vida los vándalos y los pandilleros.
En los colegios privados hay que luchar contra el elitismo que es en si mismo otro nivel de bullying.
Vamos desarrollándonos con resentimientos, con monstruos interiores que crecerán como bolas de nieve si no los descubrimos a tiempo en su rodar cuesta abajo.
Padres enloquecidos por el “que dirán” terminan el trabajo que el sistema comenzó y nos hacen cometer más errores que aciertos en nuestra juventud temprana. Muchos impulsados por el derecho de ser “ellos mismos” transformado en rebeldía buscamos movimientos subversivos y nos enrolamos en sus filas. Movimientos que han sido sembrados con trampas mortales por el mismo sistema. Nos sentimos incomprendidos, llegan las drogas, el cigarrillo y el alcohol. Los más fuertes abandonan todo vicio sin necesidad de religiones, los medianamente fuertes los dejan a medias sin necesidad de religiones, muchos de los débiles los dejan todos enlistándose en la filas de una congregación religiosa y el resto de los débiles jamás los dejan ni los controlan y mueren por su causa luego de un largo sendero de dolor.
Así como en un támiz o colador sólo pasan los finos, pasamos, pero no sin marcas, jamás sin cicatrices, nunca limpios, siempre abrazados a algúno de los agregados que nos “ayudaron” a pasar de manera “segura” las etapas anteriores de la vida.
Entonces queremos buscar pareja para hacer una familia, una que quede fuera de la maldición del sistema, pero el daño ya está hecho, estamos traumatizados de tantas formas diferentes que es casi imposible lograr que una relación prospere. Buscamos de cuerpo en cuerpo esa alma que sospechamos que existe, nos desgastamos hasta el borde de la desesperación en el proceso y todos nuestros pronósticos apuntan a una larga soledad que nos llevará a una amargada vejez.
Y así continuará el círculo para los más de nosotros.
Por eso pienso que:
La sociedad desde sus inicios es una maquinaria productora de dolores y de enfermedades físicas y mentales.
Alguien debe de estarse alimentando de tanto dolor.Burbuja

El Albergue

Es domingo 14 de enero del año 2018 y mientras intento tomar una siesta vespertina o dicho dominicanamente “echar una pavita”, me asalta un súbito cambio de estado anímico. De repente ya no quiero descansar, quiero escribir, plasmar en palabras varias interrogantes de esas que son amorfas e híbridas al mismo tiempo y que hacen que las neuronas se empleen a fondo.

¿Cuántos estados de ánimo atravesamos cada día?

¿A que se deben?

Y si somos micro-cosmos, ¿también será así dentro de la vastísima mente universal?

Todo se desenvuelve en escalas, las neuronas, las conexiones entre nuestras células, las raices de los árboles entrelazandose bajo el suelo y sobre nosotros las galaxias formando una infinita red, exáctamente igual a todas las anteriores. Y, ¿sobre las galáxias qué?

Y, ¿si las galaxias son las células de un cuerpo mayor?, O tal vez las neuronas de un gran cerebro encerrado dentro de otra capa…

Multiversos en lugar de un sólo universo.

Celula

La imagen de arriba es una célula humana magnificada.

Neuronas

Las de arriba son neuronas.

raices

Los árboles también se conectan.

Y las de abajo son galaxias interconectadas

Galaxias

 

 

El Camino Celeste

Muy buena noche amigos, esta tarde he tomado unas impresionantes fotografías y las he insertado en este vídeo tal cual salieron en la cámara, espero que alguien más haya presenciado el fenómeno y que alguien pueda explicarme de que se trata.

Aquí están las imágenes.

El Misterioso Aeropuerto de Denver

Hola mis amig@s,  aquí me tienen de nuevo, esta vez escribiendo sobre el misterioso y macabro Aeropuerto de Denver. Un lugar en torno al cual giran decenas y decenas de teorías de conspiración, un escenario en el que se despliega todo un universo de simbología en un “Big Bang” artístico, cabalístico y esotérico sin precedentes en el ámbito de las construcciones modernas.

Aeropuerto de Denver

Su extraña arquitectura se levanta tratando de contactar aquellas inteligencias cósmicas que milenios atrás nos instruyeron con parte de sus ciencias.

Piramides, símbolos Masónicos, Gárgolas, Pinturas y Esculturas Apocalípticas son solo una parte de los elementos que componen este gran cocido ocultista.

Escultura 4

Un caballo pálido llamado Blucifer de 32 pies de altura y ojos de fuego intercepta a los visitantes a su llegada, si se toman la molestia de ampliar la imagen de arriba notarán los marcados signos de putrefacción tallados en el cuerpo del equino. Desde mi punto de vista una imagen que intranquiliza en la entrada de un aeropuerto que ya en si mismo y bajo las condiciones actuales es un sitio de “Stress”. 

Otro dato espeluznante acerca de este caballo semejante a uno de los que nos presentaron en el libro de la Revelación, es que su creador, el artista Luis Jiménez, después de tomarse diez años para realizarlo murió aplastado por él mismo.

Escultura 1

Dentro y para continuar con las esculturas, nos encontramos con este siniestro rodeo compuesto por un jinete fantasma sobre un caballo fantasma domando a un toro fantasma, todos estos elementos trabajados de manera magistral. Sus anatomías, sus decadencias, sus raquitismos y sus colores espectrales son un desdoblamiento del sentir, del vibrar de Jiménez. 

¿Por qué lo eligieron a él como artista?

Jimenez

Tiene esa mirada de H.R. Giger, el creador de Alien y de Predator, ese viajero de dimensiones oscuras y pesadas; alumno de Lovecraft me atrevería a decir.

Giger

Parecen familia verdad????

Pues no lo son, al menos genéticamente, pero se bien que algo tienen en común aparte de compartir un genero artístico oscuro y exquisito.

Ese factor común es el CONOCIMIENTO, el GNO, el KNOW. 

Siguiendo con el Aeropuerto en cuestión y con sus esculturas, después de ver como visitante en la entrada a ese caballo pálido llamado Blucifer de 32 pies de altura y ojos de fuego, que asesinó a su creador te sorprenderías con la escultura que te dice que alguien en la terminal podría tener al Diablo en una de sus maletas… Coño, yo no me monto ni en una patineta en ese maldito aeropuerto. 

Escultura 2

No solo es el Diablo sentado en una maleta, sino que se está tapando las orejas como si temiera que algo fuera a explotar.

Nunca me ha gustado condicionar a mis lectores pero en este caso me parece de vida o muerte que visiten o no ese Aeropuerto tan malditamente evocativo.

Y ya para terminar con las esculturas de la infame terminal, esta imagen, soberbia, tecnológica y artísticamente  correcta, perfecta, siempre con el azul espectral como principal elemento.

Escultura 3

Estudien esa imagen, las estampas en las nalgas del caballo.

Vamos ahora a estudiar de forma mas o menos superficial los murales del desgraciado aeropuerto.

Mural_1

Por favor descarguen la imagen desde aquí mismo, desde mi Blog y amplíenla para que puedan percatarse del veneno que de forma subliminal inyecta.

Mural 2

Les sugiero hacer lo mismo con todas las imágenes.

Mural 3

Es todo una burla hacia la vida, un echarte en cara que las élites nos tienen cogidos por los cojones y que no hay forma de liberación. Pero como decimos los dominicanos, Cotorra To’. Siempre seremos libres mientras nos sintamos libres.

Dense esta otra…

Mural 4

Por favor, a manera de suplica… Amplíenla y estúdienla.

Otra parte de uno de los murales dice esto:

Parte de Mural

Y como si todo esto fuera poco tiene mas superficie bajo tierra, donde nadie entra que sobre ella. Sus pasillos subterráneos tienen forma de Esvástica y cuando lo construyeron era totalmente innecesario y sobrevaluado, más aun así sus constructores dejaron una tarja… Esta tarja:

Tarja Capsula del tiempo

Gracias por leerme.

 

 

 

 

 

Chiquitolina y Aceite

Leyendo como te leo he notado que la felicidad que me causas no es tal, sino solo dispersión. A mi pesar, necesaria cuando cierro la puerta con la llave dentro. Mi adorado refugio en la quinta dimensión.
Me untas de aceite y me torno resbaloso de cinco, diez bajo a medio, entonces puedo arrastrarme por debajo de la puerta, esperar, esperar y esperar con la esperanza de que al volver a crecer pueda quedarme dentro por siempre.
 
Propio. 2017
za